Testimonio: tres enfermeras de Vietnam cuentan su experiencia en Alemania

Testimonio: tres enfermeras de Vietnam cuentan su experiencia en Alemania

Pflegekräfte Vietnam Erfahrungen, Berichte und Bewertungen

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Estamos muy contentos de que Tuyen, Lan y Yen de Vietnam se hayan tomado un tiempo para hablar de su nuevo comienzo en Alemania y de su experiencia con Careloop. Hace un par de semanas, las tres enfermeras vietnamitas comenzaron con su nuevo trabajo en un asilo de Berlín y nos han hablado de su nuevo empleador, el aprendizaje del idioma alemán y su nueva vida en Alemania.

¿Por qué trabajas como enfermera? ¿Y cuál fue tu motivación para venir a Alemania a trabajar?

Tuyen: Me encanta cuidar de los demás y ser enfermera profesional ha sido mi sueño desde la infancia. A través de los periódicos e Internet, me enteré que la industria de la salud en Alemania se enfrenta a un gran déficit de personal médico. Además, Alemania es un país hermoso, con gente muy disciplinada y un nivel de vida muy alto. Vi una buena oportunidad de trabajo y un futuro prometedor aquí. Por eso me encuentro en Alemania hoy.

¿Cómo y dónde has aprendido alemán? ¿Sigues asistiendo a cursos en Alemania?

Tuyen: En Vietnam, estudié alemán durante un año en el Instituto Goethe. Mis profesores me apoyaron mucho y obtuve los certificados de alemán A1, A2 y B1 del idioma. Adicionalmente, tomé cursos del B2 enfocado en el área de enfermería. Desde que llegué a Alemania, he continuado con las clases de alemán con el objetivo de obtener el certificado de alemán también para el B2. Siento que un año es demasiado corto para dominar un idioma extranjero. Además, como la pronunciación, el ritmo, la entonación y la acentuación en el idioma alemán son completamente diferentes a las del vietnamita, tengo que esforzarme cada vez más.

¿Cómo fue el proceso con Careloop, por ejemplo, en términos de comunicación, apoyo? ¿Qué desafíos has estado enfrentando?

Tuyen: Conocer a Careloop fue realmente una bendición para mí. Sólo un par de días después de mi registro encontraron un empleador ideal para mi, un hogar de ancianos con el cual al poco tiempo firmé el contrato laboral. Además, Careloop también me brindó su apoyo para todos los documentos necesarios. Lo que me gusta particularmente es que puedo hablar con Careloop en mi lengua materna. Esto es muy útil cuando vienes a Alemania por primera vez y aún no tienes un perfecto dominio del alemán. Sobre todo, cuando no estás seguro de los procedimientos administrativos.

¿Recomendarías registrarte en Careloop? ¿Por qué?

Lan: Sí, definitivamente sí. Recomendaré a Careloop a mis amigos y a cualquier enfermer@ que quiera trabajar en Alemania. Careloop es una empresa alemana, por lo que el estilo de trabajo es muy profesional, rápido y directo. Además, el personal me ha ayudado con gran entusiasmo.

¿Qué te parece tu nuevo empleador en Alemania?

Lan: Estoy muy feliz y satisfecha con el nuevo empleador. Son divertidos, sociables, amigables y muy considerados con todos. Por lo tanto, cada vez que voy a trabajar, me siento feliz y cómoda. A pesar de que hay mucho trabajo, no siento estrés o carga en lo absoluto.

¿Qué tareas tienes en tu nuevo lugar de trabajo? ¿Estás contenta?

Lan: El nuevo trabajo en el hogar de ancianos no es realmente tan diferente del trabajo anterior. Sin embargo, en el nuevo trabajo, puedo participar en más actividades con los ancianos, puedo hablar más con ellos, jugar e incluso leer periódicos juntos. ¡Todos son tan agradables y amistosos!

¿Cómo ha sido la integración en tu nuevo equipo de trabajo?

Yen: El trabajo en un equipo con colegas de diferentes países me ha ayudado a tener una mente más abierta y a ser más flexible. He aprendido mucho, ahora sé cómo manejar diferentes situaciones como las posibles discusiones grupales y dividir las tareas. La mayoría de mis colegas y superiores son muy agradables y amistosos.

¿En qué se diferencia el trabajo en Alemania del de una enfermera en Vietnam?

Yen: En Vietnam, las residencias de ancianos son casi inexistentes en algunas provincias y si están disponibles en especial en las grandes ciudades. Sin embargo, ahí también son muy escasas. Cuando se jubilan, las personas mayores suelen vivir cerca de sus nietos y son atendidos por ellos. En Vietnam, trabajé en hospitales y las tareas diarias consisten en cambiar vendas, dar infusiones o suministrar medicamentos; el baño o la alimentación del paciente lo hacen principalmente los familiares. Por el contrario, en Alemania, al trabajar en una residencia de ancianos, me ocupo de ellos de una manera más completa, me encargo de alimentarlos, vestirlos, bañarlos e incluso de otras actividades físicas y mentales como el canto, el ejercicio o la lectura. La mayoría de los ancianos allí son muy agradables. Se puede decir que el trabajo en el hospital se centra más en el tratamiento médico, mientras que en las residencias de ancianos se crean sentimientos cuando se brinda comodidad, calidez y alegría para que la gente se sienta como en casa.

¿Cómo es vivir en Alemania? ¿Cómo es el país y su gente? ¿Qué extrañas de tu país de origen?

Yen: Me siento agradecida de haber tenido la oportunidad de venir a Alemania – un hermoso país sin contaminación atmosférica, con transporte público funcional, hermosos paisajes, una cultura interesante, economía fuerte y lleno de gente muy buena. Diría que sólo la comida en Alemania agrada del todo. Extraño mi hogar, especialmente la comida que cocina mi madre. Sin embargo, como estoy viviendo en la era 4.0 y en la era digital, la nostalgia también puede ser aliviada un poco porque podemos hacer videollamadas con nuestra familia en cualquier momento.

Agradecemos a nuestras enfermeras de Vietnam por la entrevista y deseamos a Yen, Tuyen y a Lan lo mejor para su futuro en Alemania.